Eli Viniegra

Las realidades de la vida adulta nos demuestran un mundo habitado por niños heridos que al crecer se convirtieron en adultos con heridas rancias de la infancia, época en la que las palabras y hechos de un padre, tutor o maestro marcan de manera positiva o negativa el devenir de la realidad del niño que crece lastimado y como adulto lastima.
La maestra Eli, literalmente danza entre las aulas haciendo de la educación el arte de sembrar amor, de provocar el conocimiento y el hambre de aprender de manera cálida, cercana, paciente, atendiendo al humano en toda su dimensión personal.
El amor no es la mejor manera de educar… Es la única.

Libros
Male Portrait